La violencia política desincentiva a la mujer

Este 8 de marzo, nuestra directora Ruth Hidalgo en una entrevista con el periodista Freddy Paredes de radio La Única,
mostró su preocupación por la existencia de más de 250 partidos y movimientos políticos, la mayoría carentes de
estructuras y normativa para promocionar la participación política de las mujeres y jóvenes para las elecciones
seccionales del 2023.
Es un gran reto, destacó, no solo para las organizaciones políticas, sino también para el Consejo Nacional Electoral
(CNE) que deberá estar listo y preparado para controlar que en las próximas elecciones vigilar que se aplique la ley de cuotas, es decir, que se cumpla con el 30% de mujeres como cabezas de listas para todas las dignidades aunque auguro que será físicamente imposible porque se prevé que existan más de 70.000 candidatos.
“El reto también es para los partidos políticos porque para las próximas elecciones seccionales deberán promocionar a mujeres y jóvenes, deberían tener ya escuelas formativas aunque dudo que lo estén haciendo, los partidos no están conscientes de eso y lo que pueda suceder a último momento es que tomen como candidato a cualquier persona a fuerza de cumplir una norma y caigamos en un círculo vicioso que lo único que provocará es el debilitamiento de la democracia”, dijo.
Ruth Hidalgo destacó además el interés de mujeres por participar en política pero lamentablemente “como sociedad no logramos generar un ambiente habilitante para que las mujeres participen y me refiero a que todavía hay techos de cristal que son difíciles de romper y en política se refiere a la dificultad de las mujeres para acceder a espacios de toma de decisiones de los partidos donde se deciden las candidaturas y participación política”, insistió.
Y, además dijo, que desde la teoría existen los otros techos de cementos que son los obstáculos infranqueables y
difíciles para la mujer y se manifiesta como violencia política. “Vemos por ejemplo en las redes sociales como las
mujeres son vilipendiadas y colocadas en el paredón con mensajes descalificadores, denigrantes. Es un fenómeno que debemos visibilizar para evitar que las mujeres se desincentiven y frenen su participación en la política.

Comparte en tu red preferida:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Necesitas ayuda?